Todo el mundo quiere tener prestigio como vendedor de plantas de calidad, ya que si a los consumidores les resulta difícil mantener vivas las plantas, podrían no volver a comprarlas. La Poinsettia tiene la inmerecida reputación de ser una planta exigente, pero en realidad su cuidado es sencillo si se tienen en cuenta algunos consejos especiales.
Los expertos en Poinsettias de Stars for Europe (SfE) ofrecen cinco consejos para que tú, tu personal y clientes puedan cuidar correctamente de las flores de Pascua y disfrutar de ellas durante los meses de otoño e invierno.

Consejo 1: Cierra la puerta, mantén tus beneficios dentro
Es tentador exponer las plantas de temporada en lugares en los que sean lo primero que vean los clientes al abrir la puerta, pero las Poinsettias deberían ser la excepción a esta regla. Son originarias de los climas más cálidos de América Central, por lo que no les gustan las corrientes de aire. Por ello, es importante que las mantengas alejadas de las puertas o ventanas abiertas en tu tienda y a una temperatura no inferior a 12ºC.

¿Por qué es tan importante? Es posible que los efectos del frío no sean visibles de inmediato, pero con el tiempo la planta podría marchitarse y morir, y con ella tus beneficios. Esto puede suceder en la tienda o, lo que es peor, una vez que el cliente se lleva la flor de Pascua a su casa. Si piensan que tus plantas son de mala calidad, no volverán a comprarte, por lo que siempre debes protegerlas, guardándolas en un lugar sin corrientes de aire y comunicar este mismo mensaje a tus clientes. Esto demuestra tus conocimientos en la materia y aumenta las ventas a largo plazo. Al igual que las personas, las flores de Pascua deben estar bien protegidas durante su viaje a casa. Después de una venta, asegúrate siempre de que tú y tu personal envolvéis las Poinsettias con abundante papel.

Consejo 2: No riegues en exceso, utiliza el truco de la copa de champán
El exceso de riego suele ser la causa de muerte más habitual de las flores de Pascua. Al tratarse de una planta tropical no necesita mucha humedad. La clave está en regar poco y a menudo. Sigue este consejo para asegurarte de que ni tú ni tu personal gastaréis un tiempo precioso, ni agua, dando a las plantas más de lo que necesitan.
Una flor de Pascua en una maceta de tamaño estándar (unos 13 cm.) necesita aproximadamente 100 ml cada dos o tres días, que es lo que cabe en una copa de champán. Si la maceta es más pequeña necesitarás menos, por ejemplo, un vaso de chupito será suficiente para una mini flor de Pascua. Ahora que se acercan las fiestas navideñas, conviene recordar este consejo en el punto de venta. Puedes incluso exponer tus plantas con una copa de champán vacía entre ellas, con un cartel que explique el truco, para recordar al personal y a los clientes la cantidad exacta de agua que necesitan.


Si no estás seguro, para comprobar si las flores de Pascua necesitan agua, introduce la punta del dedo en la tierra. No debe estar ni empapada ni muy seca. Una Poinsettia de tamaño medio necesita ser regada cada dos o tres días. Las de menor volumen de tierra, las que están en una habitación muy cálida o cerca de una fuente de calor necesitarán ser regadas más a menudo.
Haz que el riego de la flor de Pascua forme parte de tu rutina diaria. Por ejemplo, en una agenda semanal, marca el día y el miembro del personal responsable de hacerlo, para que la tarea nunca se olvide o se haga demasiado a menudo por error.
Refuerza el mensaje descargando los prácticos iconos gratuitos de la SfE para colocarlos en tu almacén o espacio de trabajo y recordar al personal que debe regar con moderación.

Consejo 3: Recuerda la regla de los 15 minutos
A las Poinsettias no les gusta estar encharcadas, así que vacía siempre el exceso de agua del platillo o la maceta 15 minutos después de regar. También puedes regar la planta desde la base, dejando que beba desde el fondo. Para ello, vierte agua directamente en el platillo o la maceta, a continuación coloca la flor de Pascua en el agua y espera unos 15 minutos para que la tierra la absorba. Si el agua desaparece rápidamente, añade un poco más. Cuando el nivel de líquido no cambie durante varios minutos, la planta ha tenido suficiente y es hora de desechar el exceso.

Consejo 4: Ayuda a tus clientes a ayudarse a sí mismos: edúcalos
Las flores de Pascua son plantas tan bonitas y decorativas que ningún hogar debería prescindir de una (o varias) durante los meses de otoño e invierno. Ayuda a tus clientes a sacar el máximo partido de su planta y anímalos a comprarla dándoles los consejos de cuidados de SfE.
Puedes hacerlo de muchas maneras: desde compartirlos en tu sitio web y las redes sociales, hasta imprimir carteles, folletos o tarjetas de cuidados. Consulta el siguiente consejo para saber más sobre los materiales que ofrece SfE. No olvides utilizar el boca a boca en la caja para compartir tus conocimientos en persona, haciéndolos aún más fáciles de memorizar.
Esto dará a tus clientes habituales la confianza de que están bien informados sobre tus plantas. Para aquellos que aún no han comprado una flor de Pascua, el hecho de aprender consejos de la mano de expertos, podría convencerles a dar el paso.

Consejo 5: Utiliza los recursos descargables gratuitos de Stars for Europe
En esta web donde podrás acceder a descargas gratuitas específicas para la venta en la sección de recursos, incluyendo útiles iconos de cuidados y carteles para animar a tu personal a dar los cuidados correctos en la tienda. Puedes descargarte un boletín gratuito con consejos sobre los cuidados de la Poinsettia y enviarlo por correo electrónico a tus clientes. También puedes compartir los nuevos vídeos y diseños de cuidados de SfE en tus redes sociales, para informar a tus clientes. SfE también ofrece materiales descargables gratuitos para el punto de venta, como folletos sobre los cuidados listos para imprimir y distribuir a los clientes en la tienda.